viernes, 26 de octubre de 2012

Quimioterapia (II Parte): AC

Y después del taxol llegaron las 4 de AC, como los 4 jinetes del apocalipsis. Esta es la más temida de las quimios, la de color rojo, rojo demonio, rojo sangre...jeje, yo la veía más bien como meterme un 'Bitter Kas' en vena. Es verdad que tiene mala fama, yo iba con mucho miedo, pero una vez más era peor en mi cabeza traicionera que en la realidad.

El rato que duraba el chute, a diferencia del taxol, lo llevaba bien, eran unas horas después cuando empezaba a notar los efectos. Uno de los que más temía era el de las náuseas y vomitar, cosa que llevo bastante mal y me agobiaba mucho. Otra vez más me adelanté a los acontecimientos. Antes del chute te dan una potente premedicación y después, en casa, tienes otro arsenal de medicinas para paliar estos desagradables efectos. No sé si por eso, o por la homeopatía (post que tengo pendiente), pero yo no vomité ni una sóla vez, no tuve náuseas y el mal cuerpo era soportable. La sensación que tenía era como tener el estómago lleno de un montón de céntimos oxidados, que me pesaban y me hacían tener un desagradable sabor metálico en la boca. Estaba cansada y había ciertos olores y comidas que me daban 'ascos'; el agua me sabía rara y no podía soportar el ambientandor de vainilla que tanto me gustaba. Es curioso como el cerebro hace asociaciones de estímulos, ahora ese olor ya no me gusta, incluso cuando lo huelo esa sensación metálica de estar chupando un clavo se asoma a mi paladar.

Pero el peor de los síntomas era el de la angustia de nuevo. Una angustia rara, que hacía que mi cuerpo estuviera en tensión, que el tiempo pasara despacio, y que sólo quisiera dormir para librarme de ella. Es el único de los síntomas que no he logrado controlar ni con medicación, ni con homeopatía, ni con súper fuerza mental. Esta sensación junto con el cansancio y el estómago revueltillo me duraban de 5 a 6 días. Pasada una semana estaba perfecta.

Otro de los efectos menores de la primera de AC fue que me salieron unas llaguitas en la boca, en el labio inferior. Mi hermana decía que estaba guapísima, como Angelina Jolie, y la verdad es que unos labios voluminosos no me quedaban nada mal...pero en ese momento no me hacía ninguna gracia. En una semana me desaparecieron (enjuagues con bicarbonato, ácido hialurónico y unas ampollitas de vitamina E), y en los demás chutes nunca más me volvieron a salir. Como desde que empecé el tratamiento adelgacé bastante, me dijeron que quizás por eso había llevado peor esta primera AC, para la siguiente me ajustaron la dosis a mi peso actual y la llevé un poquito mejor.

Lo que sí me ha acompañado desde que empecé todos los tratamientos han sido los sofocos. Ese subidón de calor por la espalda que llega hasta la nuca y la frente y que te hace sudar y encerderte como un Gusiluz en los momentos más inoportunos. Ufff, me entran calores de pensarlo...Es incómodo, pero te acostumbras.

El estreñimiento es otro de los efectos rollo que he sufrido. Ir al baño era todo un esfuerzo, menos los días que tenía que ir al hospital, ahí iba sin problema del 'canguelis' que me entraba!!

Salvo por la angustia rara, (que supongo que sería fruto de la sensación física de tener veneno en el cuerpo mezclada con mis pensamientos tóxicos), los demás efectos me parecieron soportables. Sin duda es la parte más coñazo del tratamiento y la que más miedo da, pero cuando estás en ella tienes que pensar que lo que vendrá después será mejor, y que estar así de puteada es sólo un efecto secundario de la 'súper fuerza' de la medicina que mata cualquier célula atontada que se haya escapado por tu cuerpo. Mi consejo es que te relajes, cuides tu alimentación (tema del próximo post) y te esfuerces por hacer cosas en cuanto pasen los primeros días chungos. Hay que confiar en los médicos y dejarse llevar, y cuidar ;)

Si estás en esta fase ánimo, empieza la cuenta atrás!

Aquí un mapa cuerpil de los efectos que tuve con la AC:


TRUQUILLOS:

1.Para sabor raro de boca: Mastica nueces o almendras, yo intentaba llevar siempre en el bolso.
2.Mal cuerpo: Comer un poquito. Aunque no tenía ganas, una vez empezaba a comer un poco se me quitaba esa sensación de estómago revuelto. A veces también chupar un hielo me aliviaba
3. Angustia vital: Hacerme una bañera calentita y ponerme música me relajaba bastante. También ayudan los pensamientos positivos, pero a eso ya dedicaré otro post
4. Sofocos: Lleva siempre un abanico en el bolso! Así evitarás las ganas de arrancarte la peluca/pañuelo para abanicarte con ella
5.Estreñimiento: Agua, fruta y legumbres. Y cuando no había más remedio tirar de 'Micralax'

11 comentarios:

  1. Yo no me libré de las vomitonas, en mi primera tuve que is a urgencias las 2 de la mañana porque era un no parar, las otras tres fueron mejor pero mis cuatro o cinco vomitonas por sesión no me las quitaba nadie. Madre es escribir sobre ello y se me revuelve el estómago soy como los perros de Paulov, besos Mei seguimos en contacto

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. A mi me pasa con el ambientador de vainilla, es olerlo y revivo todas esas sensaciones! Ya está pasado y no tiene xq volver a pasar, asiq a olvidar lo malo y a disfrutar de lo bueno! Un beso Yolanda

      Eliminar
  2. Me parece fatal lo de los pelos en las piernas! yo todavía tengo y espero que se me caigan porque no pienso depilarme!!!! En mi primera Ac estaba cagada por los efectos, pensaba que sería peor que una de mis resacas adolescentes y estaba cagada! y llevo dos y ni un vómito (en la segunda he dejado de tomar el ondasetrón), dos llagas en la boca (la mediación que me dieron me las curó), estreñimiento algunos días, dos días como con la tensión baja y mareada, dos herpes premenstruales que ya conocía de antes, alguna uña oscura. Pacté con mi acupuntora que me iba a encontrar bien todo el tratamiento y creo que cumpliremos el pacto. Ah! y mi querido insomnio, del que también os culpo (lee que lee blogs...). Eso sí, estoy cagada con el taxol!!!!!! la angustia vital lo peor!!!!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Taxol?? Es un camino de rosas!!! A mi me quitaron el carboplatino (que me lo pinian junto al taxol) y ahora estoy fenomenal!!! CERO NAUSEAS! ��

      Eliminar
  3. Marta, pues hemos tenido casi los mismos síntomas! Me tienes que contar lo de la acupuntura, haz un post sobre eso que me interesa mucho! Por el taxol ni te preocupes, no es nada comparado con la AC, ni siquiera con las resacas adolescentes;). Un beso!

    ResponderEliminar
  4. Hola Mei,me llamo Agustina tengo 54 años y acabo de leer tu blog, me ha gustado mucho como enfocas el tratamiento. A mi tambien me operaron (mastectomia) y puedo decirte que la estética es lo de menos, ahora ya he acabado la quimio y estoy con las pastillas de Tamoxifeno, que después de la quimio no son nada. Espero que te recuperes pronto y que sigas con esa actitud tan positiva que tienes. Creo que la actitud positiva ayuda muchísimo a recuperarse antes. Un beso guapa.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hola Agustina! Muchas gracias por tu comentario. Ya has pasado lo peor, el tamoxifeno como dices no es nada. Un beso y actitud positiva! El cáncer de mama se puede curar, y eso es lo más importante!

      Eliminar
  5. A mi me dieron 6 sesiones cada 21 días de 4 días cada una corridas y cada día duraba 4 a 5 horas ahí con el suero. y Siempre me dieron la AC :S se me cayó el pelo en la primera sesión.

    ResponderEliminar
  6. Hola tengo 41 años CA invasor de mamas y empiezo con el AC .Recién estoy presentando los papeles en mi o.social. leerlas ha sido de mucha ayuda...

    ResponderEliminar
  7. Hola! Mi mamá comienza con la quimio roja la próxima semana, que medicamento tomaste para evitar las nauseas y vómitos?
    Un abrazo��

    ResponderEliminar